Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos y publicidad relevantes para ti. Consulta nuestra política de cookies actualizada.

Bienvenidos al blog de Natàlia Perarnau

.

Lee los post del blog de Kids&Us

Si dijera que hace 30 años estudiábamos de una manera radicalmente opuesta a como se estudia hoy en día, no sería del todo fiel a la realidad. Sin lugar a duda, estamos inmersos en una revolución tecnológica que nos ha llevado a consumir contenidos en streaming, a almacenar documentos y fotografías en la nube o a controlar la funcionalidad de nuestra propia casa a través del smartphone. En la educación, esta revolución marcada por la introducción de las nuevas tecnologías en el aula se encuentra aún en sus inicios. Es cierto que desde hace años hay pantallas digitales, se han extendido plataformas de aprendizaje como el Moodle e incluso están apareciendo canales educativos en YouTube que refuerzan los contenidos y las explicaciones que los profesores dan en el aula. Pero, aparte de esto, el sistema educativo en su conjunto se ha mantenido inmóvil. Todavía aprendemos como lo hacíamos hace 30 años: las mismas asignaturas, las mismas aulas, el mismo sistema de evaluación. 

Entonces, ¿es esta toda la innovación que nos espera en la enseñanza?

Yo creo que no. El potencial de las nuevas tecnologías dentro de un aula es infinito y, afortunadamente, siempre hay propuestas pioneras que ayudan a abrir nuevos caminos. En Kids&Us decidimos introducir las nuevas tecnologías con el objetivo de proporcionar a las familias un nuevo canal de acceso a nuestros contenidos.  Siempre he defendido la presencialidad y el contacto humano, sobre todo en edades tempranas, pero también he insistido en que el aprendizaje del inglés debe ir más allá de las aulas, y por eso debíamos encontrar una manera de acercar este aprendizaje allí donde estuvieran nuestros alumnos. Teniendo en cuenta que Kids&Us es una extraescolar y, como tal, la dedicación presencial de nuestros alumnos es limitada, las nuevas herramientas digitales nos permiten que el inglés pueda estar presente en otros momentos de su vida cotidiana y, además, de una manera cómoda. No nos engañemos: nos guste o no, los niños pasan muchas horas conectados. Por eso, ¿qué mejor que estar presentes en su propio teléfono móvil y/o tablet? Muchos padres y madres nos han hecho llegar su preocupación porque consideran que tener que acceder a las aplicaciones de Kids&Us a través del móvil no es lo más adecuado para sus hijos, ya que pueden llegar a otros tipos de contenidos. No creo que la solución esté en no dejar el teléfono móvil a los hijos ni tampoco en prohibir su uso, sino en fomentar un uso responsable de estas tecnologías dando un buen ejemplo, supervisando y corrigiendo cuando sea necesario. Y eso debemos hacerlo todos juntos. Si solo nos fijamos en los riesgos y las distracciones que pueden comportar las nuevas tecnologías, nos estaremos perdiendo todas las ventajas que pueden ofrecernos. 

En Kids&Us apostamos por el uso de aplicaciones para el alumnado hace ya unos años y, con el paso del tiempo, hemos sido testigos de sus consecuencias positivas, ya que las aplicaciones facilitan el acceso a los contenidos de manera inmediata, en cualquier momento y desde cualquier lugar. Por otra parte, incorporan juegos que permiten que los alumnos aprendan jugando, lo cual les ayuda a interiorizar de manera natural los conocimientos adquiridos en el aula. Además, cuando los niños y niñas están contentos y relajados, se activan las redes neuronales del aprendizaje. Y, sobre todo, los juegos estimulan su motivación. 

Hemos escuchado en numerosas ocasiones que las nuevas tecnologías han llegado para quedarse. Yo diría que ya se han quedado y aún les espera un largo recorrido lleno de posibilidades en el mundo de la educación. Pero la innovación en las aulas va más allá y tenemos por delante retos como la cocreación de contenidos y el uso de Big Data, que nos permitirá adaptar la enseñanza a las necesidades específicas de cada alumno, e incluso, por qué no, el reto de replantear el concepto de clase.

La innovación en la educación nos proporciona herramientas adaptadas al momento actual que fomentan la adquisición de nuevas habilidades y permiten ampliar los horizontes del conocimiento. Las nuevas tecnologías, hoy por hoy las abanderadas de esta innovación, son un buen complemento para el aprendizaje de los más pequeños. Convirtámoslas en nuestras aliadas para que nos ayuden a potenciar el aprendizaje, para que actúen como un nuevo vehículo para hacerles llegar un suplemento vitamínico de inglés. 

  1. 504
Compártelo en >

Comentarios

Déjanos un comentario

Es necesario que estés registrado poder comentar.