Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos y publicidad relevantes para ti. Consulta nuestra política de cookies actualizada.

Bienvenidos al blog de Natàlia Perarnau

.

Lee los post del blog de Kids&Us

 

Justo empezamos un año nuevo y con él vuelven las promesas y los deseos, más o menos arriesgados, así como la firme declaración de intenciones de que este año será el que nos apuntaremos a clases de yoga. Hablo por mí, por supuesto. Y a pesar de que en Kids&Us vivimos al ritmo de los cursos escolares, y por lo tanto el año empieza en septiembre, inevitablemente este también es momento de hacer balance.

Podría escribir un listado de deseos, podría esperar que el 2017 me trajera todo lo que quiero, pero sé firmemente que el año nuevo no me traerá nada que yo no haya cultivado antes. Sé qué es muy difícil llegar a cumplir tus sueños y sé que la suerte no viene a buscarte a tu casa, y si lo hiciera, además de sorprenderme y decepcionarme muchísimo, me encontraría enfrascada trabajando. Por todo esto he preparado un listado de promesas y tengo por delante 365 días de oportunidades para materializarlas. Te parecerá más o menos realista, pero esta es mi declaración de intenciones para el 2017:

  • Me comprometo a seguir haciendo mi trabajo con amor y a formarme para hacerlo cada día mejor.
  • Prometo enfadarme menos por tonterías.
  • Me comprometo a fijarme más en las cosas positivas y menos en las negativas.
  • Prometo que, cuando mire atrás, pensaré más en lo que soy y menos en lo que podría haber sido.
  • Prometo que pasaré más tiempo con mis hijos adolescentes (al menos lo intentaré, ya que seguramente mi promesa será inversamente proporcional a sus deseos).

Por cierto, al 2017 también le prometo, y eres testigo de ello, que esta vez sí que me apuntaré a yoga. ¿Alguna recomendación?

 

 

*Foto: Emprendedores

  1. 13341
Compártelo en >

Comentarios

Déjanos un comentario

Es necesario que estés registrado poder comentar.