Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos y publicidad relevantes para ti. Consulta nuestra política de cookies actualizada.

Bienvenidos al blog de Natàlia Perarnau

.

Lee los post del blog de Kids&Us
Reduce the use of plastics

Me gusta septiembre, a pesar de la revolución que supone en una familia con hijos en edad escolar: vuelta a la escuela, libros nuevos, cambios de vestuario, retomar rutinas… Podríamos pensar que la vuelta de las vacaciones es agobiante pero, si intentamos darle la vuelta, veremos que septiembre es una nueva oportunidad para volver a empezar: para hacer planes, escribir nuevas listas de propósitos y reencontrarse con los compañeros de trabajo, de la escuela o del curso de costura. Pero sobre todo no nos agobiemos con listados inacabables. Es mejor fijar prioridades y empezar por pequeños cambios realizables.  

Precisamente porque es un mes de cambios, creo que septiembre es el mejor mes para emprender nuevos proyectos. Más allá de la vuelta a las rutinas es importante encontrar nuevas motivaciones y nuevos retos que, por pequeños que sean, seguro que te harán sentir bien. Yo también tengo una lista de nuevos propósitos. La hemos hecho en familia, como casi todas las cosas importantes. Nos sentamos los cuatro y decidimos que había llegado el momento de hacer algo para cuidar un poco más nuestro planeta: ¿qué podríamos hacer nosotros para ser una familia más ecofriendly


En un principio salieron propuestas muy ambiciosas, demasiado, y tuvimos que rebajar las expectativas y empezar por cosas un poco más fáciles, por ejemplo apagar las luces cuando salimos de la habitación (¿por qué todos los niños se dejan las luces encendidas?). Consumir fruta y verdura de temporada y de proximidad también es una medida especialmente importante en casa, ya que nuestra hija es vegana y, sinceramente, no es lo mismo comerse un melocotón de temporada que hacerlo en el mes de marzo.


Otra de las propuestas que pusimos sobre la mesa fue reducir el uso de plástico en nuestro día a día y, como estamos decididos a minimizar nuestro impacto negativo en el medio ambiente, hemos tomado algunas decisiones respecto a esta última propuesta: 

  • Usar cápsulas de café reutilizables: si te pasa como a mí que el día no empieza hasta que te has tomado el primer café, creo que esta es una medida ideal. Hemos empezado a utilizarlas. Compras el café molido y lo pones en la cápsula. Es ecológico y además mantiene un poco el romanticismo de prepararse el café uno mismo. 
  • Evitar los envases de plástico al comprar. Parece difícil evitar las bandejas envasadas, pero se puede conseguir. Cada vez hay más tiendas de verdura y fruta con bolsas de papel para comprar a granel. Además, también hay supermercados o hipermercados como Carrefour donde puedes ir con tus propios envases o cargar la compra con cajas de cartón. Y si vas a un súper donde todavía no se puede, te animo a que lo propongas. Seguro que poco a poco iremos avanzando. 
  • El pan, en bolsa de tela de toda la vida. El pan se conserva mucho mejor en bolsa de tela. Si no tienes, seguro que pueden entregarte el pan en una bolsa de papel que, además de ser reciclable, conserva mucho mejor que el plástico. Y si te animas también puedes confeccionarte tu propia bolsa, que la costura también está de moda (¡y así tachas dos propósitos de golpe!).
  • Llevar siempre una bolsita de ropa en el bolso: va bien tener una encima, por si has de hacer alguna compra pequeña. 
  • Usar carrito o cesta de la compra: siempre que sea posible, intentemos recuperar costumbres que tal vez no deberían haberse perdido nunca, como comprar en tiendas de proximidad, con nuestro propio carrito o cesta.

Como ves, tenemos los pies en el suelo. Hemos pensado en pequeños cambios asequibles y que harán que todos nosotros vayamos adquiriendo nuevos hábitos y seamos más respetuosos con el medio ambiente. Hasta ahora al cabo del día se acumulaban un montón de residuos, de los cuales algunos todavía no son reciclables. Hace unos días que iniciamos el experimento y ya estamos muy satisfechos de los resultados. Los cuatro estamos aprendiendo mucho porque, aunque nuestros hijos ya han tenido la suerte de crecer con el chip del reciclaje y la protección del medio ambiente, todos tenemos un papel muy importante en esta aventura. 


En Kids&Us también estamos preocupados por el legado que dejaremos a las futuras generaciones y nuestro compromiso con el medio ambiente nos obliga a trabajar en la reducción del uso de materiales no reutilizables. Es por eso que este año hemos reducido a la mitad el uso de plásticos en los packs de material de los cursos de la etapa Kids, y en un 95% en los packs de material para los alumnos de los cursos de la etapa Babies. Además, cada una de nuestras mochilas está fabricada a partir de 4 botellas de plástico recicladas. 


En definitiva, el mes de septiembre es extraordinario, y además puede ser el mejor momento para empezar a cuidar un poco más nuestro planeta. ¿Has hecho una lista de propósitos? Explícame qué haces para reducir el uso de plásticos en casa. 
 

  1. 276
Compártelo en >

Comentarios

Déjanos un comentario

Es necesario que estés registrado poder comentar.